Desde el mediodía del miércoles hasta última hora de este jueves, una jornada cargada de tensiones y movimientos en Casa Rosada, la sede del Frente Renovador y el Congreso.
Fuente original