El resultado muestra la peor situación de la Argentina; 8 de cada 10 empleadores dijeron que no esperan hacer cambios en sus nóminas de personal – LA NACION
Fuente original