El cordobés fue la figura con dos golazos para el 2-1 en el superclásico; el técnico vivió una gran alegría en la cuenta regresiva sobre lo que será su futuro – LA NACION
Fuente original