La acusada tiene 45 años y fue detenida por policías de la Ciudad que simularon ser repartidores del hipermercado Coto.
Fuente original