El titular del China National Biotec Group, casa matriz del laboratorio productor, dice que la vacuna es segura para los niños y revela que se invirtieron más de 1.500 millones de dólares en su desarrollo.
Fuente original