Los extremistas acusan al gobierno de Biden de violar el acuerdo de paz firmado el año pasado en Doha. Piden que Estados Unidos levante las sanciones contra los altos miembros del nuevo gabinete.
Fuente original