Texas defendió su nueva ley que prohíbe gran parte de los abortos y dijo que ésta «estimula» el comercio interestatal porque obliga a las mujeres a viajar a otros estados.
Fuente original