El discurso utilizado por los talibanes, que aparenta ser más moderado que durante su gobierno anterior, no es el primer intento por mostrar una cara nueva; algunas de las declaraciones oficiales que acompañaron el ascenso del grupo en 1996 tenían un tono similar – LA NACION
Fuente original